Audrey não era normal

Patu Antunes em Barcelona

6 percepciones de Barcelona setembro 22, 2017

Filed under: Barcelona — Patu Antunes @ 10:03 am
Tags: , ,

Y 14 años en la ciudad más guapa del mundo mundial

5025791846_ef0cb1d85c_z

Me acuerdo como si fuera hoy. El bullicio de las calles, gente por todos lados, música al fondo. Llegué a Barcelona en plena Mercè hace 14 años. El chófer del taxi entró en el Raval a regañadientes — no le gustaba el centro de Barcelona y ese barrio en particular. Me dijo “que tuviera cuidado”, que aquel no era un buen sitio para quedarme. Yo me limité a no entenderlo. Acababa de llegar de Brasilia, con sus amplias avenidas, muchos coches y pocos peatones. ¿Cómo podría no gustarle a ese hombre un barrio con tanta vida? A mí seguro que me iba a gustar.

Desde el 2003 mucha cosa ha cambiado. El Raval, por ejemplo, no me gusta más. El barrio debe haberse transformado, supongo, pero el gran cambio creo que lo he tenido yo. Así que en este aniversario, decidí meditar y recopilar las 5 percepciones de mi Barcelona en estos años. Cada uno vive una ciudad según su experiencia. Seguro que tu Barcelona es otra. Puede ser gemela, prima o madre de la mía. Pero también puede ser una completa extraña.

1. Esto es la United Artists, ay ¡¿que sí?!

Tras el primer año en la ciudad, cuando me preguntaban “Y qué, ‘cómo es Barcelona?’”, yo respondía rápidamente: es la ciudad con la mayor concentración de artistas por metro cuadrado. Un día paré y conté. Un 90% de las personas que yo conocía directa o indirectamente trabajaba y/o estudiaba creatividad, arte y afines. Diseñadores, cineastas, arquitectos, fotógrafos, escritores, pintores, artistas visuales, artesanos, historiadores del arte, músicos. ¡¿¿Dónde están los ingenieros, médicos, abogados??!, pensaba. ¿Qué cara tendrían? ¿Qué música escucharían? De hecho… ¿Escucharían música? Mi despiste era total. Ellos, los otros tan presentes en mi vida anterior, habitaban algún lugar muy lejos de mi burbuja.

373918908_9b7aed6202_z

2. La Matrix

Mi Barcelona era estimulante y deliciosamente alocada. Cada día había un concierto, un sarao, una expo, una peli, un taller de algo creativo al que asistir. Barcelona, aunque pequeñita en relación a Madrid, era un calderero de arte y cultura. Siempre había un amigo o amigo de amigo produciendo algo guay. El clima de rebeldía e indignación por la “Barcelona parque temático” ayudaba a querer aún más la ciudad. Okupas, grafiteros, skaters… Pura poesía que transitaba por mi Matrix sin cualquier conflicto.

3. Over the rainbow

Inevitablemente un día conocí a un ingeniero. Y él se convirtió en mi jefe. Fui a trabajar en un polígono, tenía que ir a visitar empresas, ir a ferias, hacer marketing. Mi jefe, que era de las personas más amables que conocí, tenía paciencia infinita con esa rara avis que nunca había pedido una pizza de Domino’s o ido a los San Fermines (y nunca iría, BTW). Le divertían las historias sobre mis esfuerzos en reciclar la basura (Él decía que ninguno de sus amigos reciclaba, lo que me parecía rarísimo); Le sorprendía la cantidad de gente, y gente de todos los continentes, que yo conocía, y, sobre todo, cómo yo no demostraba ninguna preocupación en formar una familia, tener hijos, etc. Tenía una risita divertida cuando yo le contaba, por alto, de mis ligues fallidos, y puso una cara de verdadera sorpresa cuando le enseñé la foto de mi nuevo novio artista. Me había enamorado perdidamente de un chaval del fin de Europa, con animus primitivo, barba de Matusalen y rastafaris. No, yo no encajaba en la empresa, pero seguí allí unos 4 años y pico, y cada día fue una pequeña inmersión en la Cataluña y España profundas. Gratitud total.

4. La buena educación

cachorro fora

Dentro y fuera de la Matrix, es facto que a los barceloneses nos encantan las mascotas. Los primeros años aquí, yo añoraba tener un bicho peludo por la casa otra vez (en mi casa en Brasil SIEMPRE hemos vivido con perros, gatos, pájaros, tortugas y/o incluso monos (!!!)). Así que siempre me gusta mirar a los animales ajenos por las calles, y nunca me ha dejado de sorprender la buena educación de los perros de aquí. Sí, la buena educación.

Yo NUNCA había visto un perro esperar en silencio por su dueño fuera de un supermercado. En Brasil los perros ladran, lloran, hacen drama y escándalo todo al mismo tiempo. Como un niño con ataques de rabieta. Aquí, no. Puedes ir por la calle con tu perrito sin atar, le haces un silbido y, zás, él viene hacia ti. Te obedece. Eres su amo.

En Brasil le dices que no se suba a tu cama, y es lo mismo que decirlo a una pared.

Además, aquí no hay tanta cosmetología perruna. Allí es lo contrario. Los perros van a la peluquería semanalmente para dejar su pelaje más suave y reluciente. Aquí los perros son perros. Allí son caprichosos como personas. (Los brasileños somos unos blandengues, ¡no hay manera!).

5. Una campaña de Benetton

36128199813_87570c14f7_z

En el 2003 Barcelona era tan efervescente que casi parecía Nueva York. Una Nueva York mini, por supuesto, sin los costes astronómicos pero tampoco sin sus sueldos maravillosos. Lo que más llamaba la atención era la cantidad de nacionalidades que encontrabas simplemente con ir por la calle. Hoy veo que las nacionalidades variopintas, en realidad, estaban concentradas en el centro de Barcelona o en los barrios de inmigración. En los pueblos de clase media o alta, no era y sigue no siendo así. De hecho en 2014 trabajé en una empresa, a 20 kilómetros de la ciudad, con gente incapaz de esconder su desprecio por los extranjeros, que éramos dos en toda la empresa (y eso solo era así porque no habían encontrado a catalanes que hablasen portugués perfectamente). Para ellos extranjeros son aliens, y si pudieran votarían en Trump. Sin embargo mi Barcelona recibe y es generosa con gente de muchos lados, de varios lados, de otros lados. Como tiene que ser.

6. Independence Day

Si hay algo que decididamente ha cambiado MUCHO en estos 14 años es la campaña pro-independentismo y el sentimiento independentista. Antes era algo impensado y poco meditado querer romper con España. Ahora es casi pecado querer seguir con ella. En el 2003 todavía estaban negociando el Estatut. Negociando, negociando. Parecía que no iba a acabar nunca. Pero acabó. Entonces vino el PP, esa gangrena, plaga, gripe española, síndrome incurable que se alimenta de ignominia, ignorancia, mala fe. Y, fast-forward, aquí estamos, dando caceroladas. Hay que joderse.

Anúncios
 

Test: ¿Cuánto sabes de cosmética? setembro 11, 2017

Filed under: Sem categoria — Patu Antunes @ 5:08 pm

La historia íntima de la humanidad está llena de rituales de belleza. La cosmética acompaña a mujeres – y hombres – desde milenios, con significados, ingredientes y hábitos que, vistos desde hoy, pueden ser bastante curiosos.

En LaLoquita.com, tienda de cosmética natural y orgánica, han preparado un pequeño test con 5 datos sobre la cosmética desde la historia antiga y la actual. Es divertido, vale la pena 😀

Para responderlo, ve aquí:  https://4screens.net/e/59aeb2ccf8be99010024cc92

insta beauty1

 

Protegido: Social media analysis agosto 20, 2014

Filed under: Sem categoria — Patu Antunes @ 10:47 pm

Este conteúdo está protegido por senha. Para vê-lo, digite sua senha abaixo:

 

Férias… maio 22, 2013

Filed under: Sem categoria — Patu Antunes @ 2:47 pm

… do blog. Yes, vou dar um tempo aqui na casinha. Depois de 12 anos contando as aventuras pros amigos, dou pause.

No worries. A vida anda boa, está tudo bem. Como acontece todo ano, a primavera chegou. Daqui a pouco é verão. Aí friozinho. E frio.

Continuo me estressando com as mesmas coisas (ansiedade, trabalho, saudade) e o que me fazia feliz antes, continua me fazendo agora (amigos, amorzinho, os peludos, sol, sorvete, etc.).

Sou boba, eu sei. =)